El misterio del espíritu de la Torre D en la Cárcel maldita

342
El misterio del espíritu de la Torre D en la Cárcel maldita

De entre todas las cárceles del mundo, una de las más escalofriantes es la llamada cárcel maldita que se encuentra en Phoenix, Arizona, Estados Unidos. La prisión Estrella ha presenciado muchas cosas extrañas, especialmente en la Torre D, en donde sólo se encuentran mujeres.

Al igual que muchas cárceles, es un lugar sucio y muy descuidado, pero la diferencia es que en esta prisión hay una leyenda bastante escalofriante.

Jay Yates, un hombre que trabajo en el turno de noche en la prisión durante el año 2009 fue asignado a hacer sus guardias en la Torre D. El compañero de Jay era el oficial Brown, quien se quedaba en la sala de control de la Torre mientras que Jay hacia la primera ronda de su turno.

Jay miró desde abajo la ventana de la sala de control en la que se encontraba su compañero y vio la figura de un sargento detrás de su amigo. Siguió su ronda con normalidad y cuando regresó a la torre le preguntó a su compañero sobre la extraña visita del sargento. Pero Brown le dijo que había estado solo todo el tiempo.

Ese mismo día, durante el resto de las rondas de Jay, escucho varios pasos que se acercan por detrás de él, puertas que se cerraban solas y sonidos muy extraños.

Al siguiente día, Jay tenía otro compañero de turno llamado Simpson, quien se mostró muy nervioso desde que le avisaron que ahora trabajaría en la torre D.

Simpson no dejaba de murmurar: “Él sabe dónde estoy… él puede hacer lo que sea… él nos puede ver!”. Jay prefirió no hacerle mucho caso y siguió con su trabajo.

Horas después vio que había un hombre en los bloques de celdas, así que se apresuró para ver quién era, pero cuando llegó no había nadie. Cuando iba de regreso fue interrumpido por el grito de una reclusa. Cuando llegó, la reclusa le dijo: “el sargento estuvo aquí y dijo que me iba a matar”.

Las cosas no se calmaron, a los pocos días arrojaron una silla contra la ventana de la sala de control mientras Jay y Brown estaban adentro. Cuando Jay se acercó a la ventana para ver lo que estaba pasando, una fuerza invisible empujo a Brown con mucha fuerza y le rompió un hombro.

Poco tiempo después Jay vio en el noticiero que el policía Simpson se había suicidado en su casa. Algo que le parecía muy extraño, ya que pocos días antes una reclusa también se suicidó en las regaderas de la prisión.

La esposa de Jay estuvo investigando y al parecer, un fantasma conocido como “El Sargento” ya había ocasionado que varios policías se quitarán la vida.

Dejar respuesta

Por favor deja tu comentario
Ingresa tu nombre aqui

ocho + trece =