La verdadera historia de Coraje el Perro Cobarde

249
La verdadera historia de Coraje el Perro Cobarde

Esta creepypasta que nos cuenta la verdadera historia de Coraje el Perro Cobarde comienza cuando un hombre va a visitar la tumba de un amigo y se encuentra con un CD que dice “Muerto Fred”. Lo pensó por un momento y decidió llevarse ese disco a su casa para verlo. En el disco había un capítulo de “Coraje el Perro Cobarde”, programa del que su amigo era un gran fanático. Sin más que decir, comencemos con la verdadera historia de Coraje el Perro Cobarde en esta creepypasta:

El video comenzó como “Freaky Fred”, con Muriel colocando una colcha amarilla sobre la cama y con Fred en el autobús. Algo raro era que el video no tenía el audio bien sincronizado y estaba a destiempo.

Coraje fue a la ventana y miró hacia lo lejos, de pronto comenzó a recordar todo lo que había tenido que soportar en los últimos años, todos los abusos y todo el terror que soportaba día a día. Coraje lloraba frenéticamente como un personaje animado mientras bajaba las escaleras corriendo hacia el sótano.

La verdadera historia de coraje el perro cobarde

Cuando llegó comenzó a rebuscar en un tronco, comenzó a lanzar varios objetos raros como una cabeza reducida, una gran mascara y otros objetos bastantes tétricos hasta que finalmente encontró la escopeta que estaba buscando. Las lágrimas seguían corriendo por su rostro.

Arrastró la escopeta escaleras arriba y se paró delante de la puerta mientras sostenía la escopeta y apuntaba hacia la entrada. La música de aventura comenzó a sonar en el disco, aunque la escena seguía sin tener efectos de sonido.

Tambien te recomendamos: La verdadera historia de Phineas y ferb

Después, como si hubiera sonado el timbre de la casa, Muriel bajo las escaleras para abrir la puerta de la casa. Cuando abrió se encontró a Fred, quien saludo a Muriel con una gran sonrisa. Sin embargo, a los pocos segundos notó que delante de él estaba Coraje, apuntándole con una escopeta. Antes de que pudiera hacer algo, el sonido de del disparo resonó en toda la casa.

Y por casa, me refiero a la casa de la persona que estaba viendo el disco, ya que el disparo fue el único sonido además de la música que venía incluido en el disco.

Fred tropezó hacia atrás y quedo en el suelo con chorros de sangre saliendo de su pecho. Muriel comenzó a llorar mientras Coraje se quedó en shock al ver lo que había hecho. Así que corrió al baño y se encerró con la llave, tal y como sucede en un capitulo normal.

El capítulo era demasiado raro, incluso para un capítulo de Coraje. Él seguía ahí, llorando en el baño cuando de pronto se escuchó que alguien decía:

“Hola, mi nuevo amigo”.

Coraje levanto la vista y no vio a nadie. La voz siguió:

“Me llamo Fred”.

Coraje se acercó a la ventana tratando de encontrar de donde venía la voz. Por la ventana vio a Muriel y a Eustace que iban arrastrando el cuerpo hacia la camioneta, dejando un rastro de sangre. Muriel seguía en shock y no dejaba de llorar.

“Las voces que escuchas están en tu cabeza”.

Coraje se aparta de la ventana y mira a la escopeta que tiene a un lado. Los “flashbacks” regresaron y recordó de nuevo todos los insultos y todas las veces que había arriesgado su vida sin recibir ni un solo agradecimiento. Todas las cosas que Eustace le había hecho incluso después de que él se había esforzado tanto.

“Te digo, te lo dije, mi nombre es Fred”.

Coraje volvió a recoger la escopeta y equilibró el barril en el alféizar de la ventana, apuntando hacia la cabeza de Eustace.

“Has sido muy….”

Coraje jalo del gatillo y en un instante la cabeza de Eustace había explotado y salpicado todo lo que estaba a su alrededor. Su cuerpo muerto cayó arriba del cuerpo de Fred.

En esta ocasión el disparo no sonó y Muriel grito sin audio. A continuación, Coraje se apunto con el arma. La persona que estaba viendo el disco se paró y tiró el estuche de la computadora de la pared. Comenzó a caminar por la habitación bastante angustiado por lo que había visto. La nota de suicidio de su amigo solo decía “malo” y repetia la palabra una docena de veces.

“Hola, mi nuevo amigo”

Escucho el hombre y saltó del susto. Pensó que había dejado los altavoces de la computadora prendidos, pero acababa de desconectar la computadora, por lo que la reproducción del video debía de haberse detenido, así que no tenía sentido lo que estaba escuchando.

La verdadera historia de coraje el perro cobarde Casa

Regreso a la computadora para apagar los altavoces, pero estos estaban apagados.

“Me llamo Fred”

Había pagado los altavoces después del primero disparo, antes de que comenzara a escuchar el poema.

“Las voces que escuchas están en tu cabeza”

Las voces estaban en su cabeza, y lo habían estado desde el momento en que comenzó a ver el video. No pudo soportarlo más, el hombre se estaba volviendo loco, o tal vez ya se había vuelto loco.

“Es demasiado”, pensó el hombre y se dispuso a irse. Pensaba en decirle a alguien lo que le estaba pasando, así que comenzó a escribir:

“Tengo que decirles que… Adiós, amigo mío, porque yo estaré muerto. Me estoy dando un tiro en la cabeza. Me alegro de que hayas leído todo lo que he dicho. Pero ahora tengo que hacer algo…. Maaaaaalo….”.

Y así termino la historia de esta creepypasta sobre Coraje el Perro Cobarde y el disco que contenía el capítulo más bizarro que se haya visto.

¿Qué te pareció la verdadera historia de Coraje el Perro Cobarde?

2 Comentarios

    • Muchas gracias por tu comentario Angel, esperamos que sigas nuestra pagina mas seguido.

      Te invito a que leas otros de nuestros artículos y nos apoyes con tus comentarios 🙂

      Saludos!

Dejar respuesta

Por favor deja tu comentario
Ingresa tu nombre aqui

10 + 11 =